Los profesionales de Terapias Complementarias:

 Se abstendrán de recomendar cualquier modificación de una medicación prescrita por un profesional sanitario.


Nunca realizarán diagnósticos o utilizará recursos que escapen a su competencia profesional


Deberán mantener una actitud responsable con sus clientes, animándolos a acudir a un médico o derivándolos al profesional médico pertinente si se observan procesos patológicos.


    En ningún caso deben indicar que su técnica es  n sustituto a la medicina convencional.